9 de marzo de 2010

el regalo del mini-mi 2

Ni muerto ni de parranda, he estado trabajando como prieto para vivir como "cafesito" diria el mini-mi 2, no ha habido muchas novedades en mi vida, el domingo vine a trabajar un rato porque abrieron un lobby en el tercer piso del edificio y como lo inaguraban el lunes y como aqui me graduaron de curador de arte pues aqui andabamos con todo lo que conlleva el manejo de obras de arte, el sabado estrenamos oficialmente el ATV (All Terrain Vehicle, weyes!) o como les decimos aca cuatrimotos, ja! tenia que verme mamon pos que!, toda mi pinche vida deseando una moto y ahora que el mini-mi la pidio de cumpleaños pues se la compre solo que compre una que me aguantara a mi, plan con maña como dicen por ahí, total que ese dia estaba el chipi chipi pero eso no impidio que el mini-mi 2 se levantara a las 8:00 am y sus primeras palabras fueran "ya nos vamos a usar la moto?" pues como ya se lo habia prometido nos pusimos nuestras chamarras de cuero con calavera (bueno eso no es cierto pero se oye chido) y nos lanzamos a un lado de la colonia que hay una planicie (otra vez se escucho bien mamon) bueno un pinche montesote pelon donde se puede andar bien chido en la moto, y pues ahi nos tienen en la mañana todos enlodados y bañados por la lluvia pero bien divertidos, hasta que decidimos irnos a hacer algunos pendientes que teniamos, por la tarde volvimos un rato y el mini-mi 2 que es mucho mas intrepido le toco el turno de conducir y atras hiba su hermano, si mal no recuerdo era la primera vez que hiban solos pues ahi tienen que el mini-mi 2 acelero a fondo mientras el mini-mi 1 gritaba asustado que no le diera tan fuerte y pues paso lo que tenia que pasar, torcio el volante, manublio, manejera, somo se dice en las cuatrimotos? bueno total que se les volteo la moto y al lodo los dos con todo y moto llantas pa' arriba, de primero un susto pero en cuanto saltaron para ponerse de pie como si trajeran un resorte ya pra cuando llegue corriendo estaban a risa y risa con los ojos pelones de susto, ya solo les levante la moto y le explique al mini-mi 2 que no fuera tan intrepido (dudo que me haga caso) pero que primero conociera como funcionaba para que no se lastimara, total despues de esa caida ya andubieron con mas precaucion, asi fue como ahora tenemos una distraccion mas en casa que seguramente para el mes de agosto el mini-mi 1 va a querer la suya y pues a ver si el hermanito(a) que viene le deje algo de $ para poder comprasela, no cabe duda que las actividades en familia le dejan a uno un buen sabor de boca y se disfrutan al maximo.

1 comentario:

  1. Que susto y que bien que no les pasó nada.

    Abrazo !

    ResponderEliminar