13 de agosto de 2007

ascendiendo y descendiendo

El Sábado pasado fue la junta semestral de la empresa donde laboro, en esta ocacion nos citaron en el parque ecologico chipinque, para los que no son de monterrey es un parque natural que esta en una de las sierras que rodean la ciudad, la cita fue a las 6:15 am para comenzar el asenso a la meseta y en ese lugar se llevaría a cabo la junta, llegamos puntuales a la cita y empezamos el asenso por carretera ya que por la vereda era peligroso ya que estaba aun muy oscuro, tenia ya mucho tiempo que no hacia eso, caminar o escalar tan temprano, para los que les gusta o lo han experiementado no me dejaran mentir que es una experiencia unica, caminar con el cielo lleno de estrellas y poco a poco ver como se va aclarando el panorama, empiezas caminando guiandote por puro instinto porque la visibilidad a esa hora es casi nula, como no queriamos caminar los mas de 7 kms. por carretera decidimos ir por las veredas que son poco mas de 2 kms. como casi no se veia nada nos fuimos bastante cautelosos porque hay partes en donde el camino es muy accidentado y caminas al borde de barrancos, poco a poco se dejaron ver los rayos de sol por entre las ramas de los arboles en su mayoria pinos, me fije en un detalle importante para mi, en el asenso calculo yo que hibamos mas de 300 personas en grupos pequeños ya que no todos tenemos la misma condicion pero nuestro grupo solo eramos 3 personas y todo el camino hablamos, pendejiamos y nos dimos animos para seguir subiendo cosa que no vi en otros grupos que pasabamos, eso me dio gusto y a mi punto de vista habla bien de la amistad que tenemos, llegamos a la meseta y escuchamos los discursos de los oradores (gerentes de areas) y un par de horas mas tarde emprendimos el descenso, esta ves yo venia casi corriendo, lamentablemente mis 2 compañeros de grupo no podian igualarme el paso y tenia que detenerme a esperarlos, les comentaba que a mi me gustaba mucho esa actividad, las caminatas en las montañas eran una de mis actividades comunes hace ya algunos años, por cuestiones "naturales" (esposita e hijos) se habian alejado de mi vida cotidiana y que ese dia goze al maximo, en el desenso me tope con muchas familias que subian con sus hijos, un par de años mayores que los mios dejando en mi mente la firme idea de que en un par de años mas ya podre volver a retomar ese tipo de actividades que me gustan tanto y que mi padre me ha estado heredando a lo largo de mi vida, hoy todavia siento ese dolor y debilidad en mis piernas, pero lo que ese recorrido dejo en mi es algo que valie la pena.

5 comentarios:

  1. solo pasando a leerle compadre!
    a ver si es cierto que nos vas a invitar a tu fiesta ehh???
    que padre es caminar y ver la naturaleza , ojala lo hicieramos mas seguido!

    ResponderEliminar
  2. Y luego los puedes llevar tambien a pescar!

    ... yo me acuerdo de mis dias de chavillo, acompañando todo lagañoso y semidormido a mi papa en sus sabados de pesca.

    ResponderEliminar
  3. yo la verdad, hace mucho, mucho tiempo que lo subi caminando entre las veredas, la cuatro ultimas veces que he ido han sido en carro y a medios chiles, pero como dices, la vista desde alla arriba es incomparable, ojala y a los goviernos venideros no se les ocurra dar mas permisos para seguir contruyendo hasta arriba.

    saludos carnay y pendientes para la cheve señal.

    ResponderEliminar
  4. buena idea la caminada, pinche sedentarismo nos esta llevando al abismo, saludos!

    ResponderEliminar
  5. Flakis: si en mi trabajo me salen con que hay que subir el cerro de la silla, porque en la antena van a hacer una junta... RENUNCIO!!!!
    La verdad es que nunca había escuchado que una empresa organizara ese tipo de eventos para asistir a una junta, sabía de las tradicionales peregrinaciones...pero de esto no. Soy bien huevas, si me salieran con eso, neta que renunciaba. Saludos!

    ResponderEliminar